viernes, octubre 06, 2017

Asíntota


Me gustas más cuando te sueño
febril fango
de ímpetus en llamas
materias derretidas
ardorosa vehemencia.

Pero me gustas más roído
a diente y uñas
dios de incas
encanto y enigma.

Me sé tus líneas
tus cultos
tu itinerario y reserva.

Te sabes mi
linfa, mi casta,
mi utopía.

Mía, la tentativa:
palpar, sentir, osar.

Tuya, la pericia:
agacharse, desistir, ladear.

Catastro de intentos infecundos:
Miles de emperos
Una fricción.
Dos bocas maniáticas.
cuatro brazos cesantes.


Mientras más tardas,
confluencia
más ardes, cercanía.

Por Carmen Teresa Macareño Aisse 

martes, septiembre 26, 2017

Amenaza


Cuando deje que me beses
descubrirás porque el río
de tu sangre ha sido mío
mucho antes de que empieces.
Todas tus piedras y peces;
tu torrente, furia y lodo,
y el delirio que a tu modo
vas a dejarme en la piel...
se volverá tinta miel
donde he de tatuarte todo.

Por Carmen Teresa Macareño.

viernes, marzo 10, 2017

Décimas que llevan tiempo

~
Somnífero y digestivo,  
un maestro taciturno
¡¡Es tan valioso ese turno
que nos otorga asertivo!!
Suelen decirle abusivo
cuando pende de un segundo,
la vida de un moribundo
o la vejez y sus vicios,
pero entre sus precipicios
hay tantos valles fecundos.

~
Curandero y derrotero
tan sabio como paciente,
parece ser indolente
pero ese es su apostadero.
Es de la ira alfarero
porque la ablanda y la ajusta
con su sapiencia robusta
y respirando hasta diez
sin verlo en un dos por tres
te habrá cruzado su fusta.

~
El se contiene a sí mismo
y nos contiene a nosotros,
mas no cuenta con vosotros
en su extraño escepticismo.
Docto del positivismo
y de los cuentos de hadas,
en sus guerras avisadas
sigue siendo el vencedor
será porque es el mentor
de ilusiones trasnochadas.

~
Como banquero es un fiasco
te roba lo que le entregas,
si depositas a ciegas
puedes verte en un atasco.
Vive de él, como a un chubasco
mientras moje el aguacero,
bríndate especial esmero
en aprovechar el día
lee y escribe poesía
y grita al tiempo un “te quiero”.

~
El tiempo, es el tiempo hermano,
de quien he venido hablando,
es él quien conserva el mando
y pasa o no pasa en vano.
El tiempo viste de anciano
y es fuente de eterna infancia
con su sobrada arrogancia
justificada con creces
vivirás lo que mereces
si haces tuya su fragancia.

~
¡¡… Vive y quiérete bien
déjate querer en vida,
y haz más dulce y atrevida
tu forma de amar también. !!

~
Por Carmen Teresa Macareño
🌹🌼🌺🌻🌷

sábado, enero 07, 2017

La de ayer

La de ayer, la de la cena
la de aquella Navidad,
la que encuentra afinidad
a pesar de la faena.
La de la conversa amena
que acababa en verbo amar,
la llorona en el versar
por tantas cosas injustas...
Solo sabe que hoy le gustas
y que ha aprendido a olvidar

Por Carmen Teresa Macareño Aisse
Enero 2017

sábado, noviembre 12, 2016

¡Primavera, primavera!

Se me van quedando quietas, muy quietas;
mis manos pulsantes y la mirada,
mi suave cobijo se va esparciendo
en el solemne confín de tus ojos.

Un puente de brazos fuertes y firmes,
se va ofreciendo como una enramada,
derritiendo el más pálido vestigio
de esta invernal y rebelde pureza.

En dulce sábana de agitaciones
vas desvistiendo a mis antepasados;
uno a uno hasta dar con la que hoy he sido

Nada puede suceder, somos uno;
todo ha quedado detrás y a lo lejos:
se gritan corazones: -¡primavera!-

Por Carmen Teresa Macareño Aisse
Nordhausen Noviembre 12, 2016

domingo, agosto 14, 2016

Dile


Dile que todos se queden,
que los gestos se hagan gritos
y las personas, memorias.

Que el mar cultive en la alcoba
de sus añejadas olas
los humores del amor.

Diles que se queden, diles:
los vivos y sus vivencias.
Los ricos de sanas ganas.
Que la tonta pertenencia
agudice la abundancia del
aquí y su por ahora.

Dile, literalidad que no mueran
las templanzas ni su anhelo
con su eco reflexivo y soñador.

Dile a las montañas verdes
que guarden la selva toda:
hoja por hoja, ave por ave.

Dile a la boca que besa 
que muerda con tal dulzura,
que duela solo en ausencia 
y que se haga a sol y a sombra.

Dile al invierno mañoso
que venga como los niños,
cuando llegan a este mundo
con calor bajo sus cielos.

Y de postdata te pido
que no digas que te dije.
Que sea como cosa tuya,
Tiempo que todo lo puedes.

Por  Carmen Teresa Macareño Aisse 


Cuando alguien que de verdad necesita algo lo encuentra, no es la casualidad quien se lo procura, sino él mismo. Su propio deseo y su propia necesidad le conducen a ello.
Hermann Hesse

jueves, diciembre 17, 2015

Código Postal: mi sangre

Voy por tu luz y tu aroma en mi piel...

Mi meta es el Occidente
(del lado del corazón),
y me abriga la razón 
de este Norte que no miente.
El Sur: mi andar coherente
desde un Este bajo cero
que bendigo y que lo quiero
a pesar de mis pesares
mas hoy pienso en los manjares 
del amor puro y sincero. 

Todo me suena a obviedad 
cuando estoy cerca de mi
meta y ese frenesí 
diciendo: -¡Soy tu verdad!
No cambio esta realidad 
de sentir lo que ahora siento,
insondable el sentimiento 
de volver a #Venezuela 
y aunque sé que el tiempo vuela
pienso disfrutarlo lento.

Viviré cada detalle, 
dormiré lo necesario,
voy a volcar ese armario 
del presente en el que me halle.
Voy a inundar cada calle
de mis pasos y mi aliento,
la vida es solo un momento 
y esto es vida, compañero 
estar con los que más quiero
derrochando sentimiento.

A Venezuela voy
¡Qué viva mi familia!
¡Hurra por el amor!

Por Carmen Teresa Macareño Aisse 

Me gustas más cuando te sueño...
Entonces hago de ti lo que quiero.
Juan Rulfo


domingo, noviembre 15, 2015

A siete grados

Yo estoy cien por ciento segura de que voy a equivocarme.
Pero quedarme quieta, no puedo.

Me da piquiña (en la sangre). Mis YOs se alborotan y dejo de pensar "con claridad"

Actúo sopesando, claro está.  Pero siempre utilizo las benditas frases:
-otros lo han podido hacer, yo no veo porqué no-

-¿Qué  es lo peor que puede pasarme?-

Casi siempre,
repito;
casi siempre;
logró vencer el miedo y prosigo.
Si esto es una mala práctica, digamos que estoy muy mal acostumbrada.  Y es que sin adrenalina me duelen más los huesos.  Me pesan más los pasos.

Hoy estoy aquí. Mañana es otra historia.
Estar lejos de mi vida venezolana y familiar, me ha hecho reflexionar muchísimo.   Practico el perdón a mi misma y a los mios.  El rencor infantil es una anécdota simplemente, entiendo y acepto la vejez.  Ahora por lo menos, mis YOs se dan derecho de palabra (no se aceptan, pero se dejan escuchar y no interrumpen sus argumentos)
Estoy un poco más loca. Menos presa de la moda.
He cambiado tanto, que ayer pensaba que el otoño es terriblemente feo. Y hoy pienso que es genial para hacerme una sopita de pollo y contemplarlo desde mi ventana.

Nada es igual. Nada es para siempre. Nada tenemos. Todo es vanidad.

Mi abuela decía que la vida es ilusión.  Y yo sigo ilusionada.

@)>`,--;--


“Ten el valor de equivocarte.”

Georg Wilhelm Friedrich Hegel



domingo, septiembre 27, 2015

Últimas moscas de este otoño



🍃🍂🍁

El amor esta lleno
de miradas
y arrebatos.
Pleno de Sis
falto de Nos.

Colmado de cafés
sobre la cama
y de anhelos bajo la almohada.

El amor, saturado de besos
se multiplica en hijos
para dividirse y seguir creciendo.

El amor se llena de dudas
y descuidos
Se apaga en los días
del silencio y las omisiones
de un ego enfurecido.

El amor se llena de desamor
y de angustias.

El amor se vuelve nube negra
y lluvia a solas.

Bajo el paraguas de un quebranto
el amor florece en nuestro yo
y disipa la intranquilidad.

El amor, mi amor...
Está lleno de ti.
Aunque nunca lo adviertas...

en sueños verás, un amor lleno
como la luna de este domingo de otoño.

Por Carmen Teresa Macareño Aisse

sábado, mayo 02, 2015

El olvido, si es olvido...


@);-'`,---

Y aquel amor que le debes
bautízalo como olvido,
colgándolo de un latido 
hasta que sucedan  leves...

Leves latidos y breves
como el sol en un ocaso 
que se desdibuja escaso 
fugitivo y moribundo 
hasta que se envuelva el mundo
en un noctívago lazo.


Por Carmen Teresa Macareño Aisse
@);-'`,---

El agua que tocas en la superficie de un río, 
es la última de la que pasó 
y la primera de la que viene: 
así el instante presente.
Leonardo Da Vinci